Lo más visto

Más de El Salvador

Los cinco pacientes con coronavirus en El Salvador y los siete casos sospechosos por contacto

Los dos más recientes casos positivos fueron anunciados en la noche del lunes por el Gobierno. 

Enlace copiado
Personal de salud sanitiza un centro de contención de coronavirus. Foto: cortesía/Secretaría de Comunicaciones

Personal de salud sanitiza un centro de contención de coronavirus. Foto: cortesía/Secretaría de Comunicaciones

Enlace copiado

Los cinco pacientes con COVID-19, un tipo de coronavirus, están estables, aseguró este martes en la mañana el viceministro de Salud Francisco Alabi y dio algunos datos adicionales.

Son cuatro hombres y una mujer cuyas edades se encuentran entre los veinte y los setenta años, dijo. "Tenemos uno de los pacientes que tiene mayor edad", indicó. 

Viceministro de Operaciones en Salud, Francisco Alabi. Foto: cortesía/Secretaría de Prensa de la Presidencia

El Gobierno asegura que el primero de los casos entró por un punto ciego, proveniente de Italia; los otros cuatro son de los que fueron puestos en cuarentena al llegar al Aeropuerto. Los casos segundo y tercero llegaron de España y el cuarto y quinto de Italia.

Los dos más recientes casos positivos fueron anunciados en la noche del lunes por el Gobierno. Esta mañana, en el programa Frente a Frente de Telecorporación Salvadoreña (TCS), Alabi mencionó que "hay varios de estos casos en los cuales la evolución de la enfermedad ya va al final de las enfermedades", sin detallar cuántos con exactitud.

Contó que "la evolución ha sido diferente en cada caso" pero que creen que "estos pacientes no van a tener una mayor complicación, porque no han necesitado una intervención mayor" y esperan pronto "anunciar cuál ha sido su evolución".

Por otra parte, dijo que hay siete personas que tuvieron contacto con los cinco contagiados con coronavirus como "casos sospechosos". Las pruebas para detectar o descartar COVID-19 en los organismos de estas siete personas serán procesadas y se tendrán resultados este martes, reveló.

El funcionario no aclaró dónde ocurrió el contacto de los siete casos sospechosos con los confirmados, o si son personas que venían del exterior o personal de los centros de contención. "Dentro de todas las medidas han llegado a centros de alto riesgo donde se manejan aislamientos individuales y donde en alguna manera se cumple todo el reglamento sanitario, pero también hay ciertas medidas que no podemos controlar, como la llegada de todos estos compatriotas a través del aeropuerto y eso nos pone a nosotros en el hecho que debemos identificar posibles personas que en algún momento van a ser considerados contactos, personas que venían con ellos, posiblemente han sido grupos familiares y en su momento han estado en contacto", dijo, sin ser específico.

Durante los primeros días de implementada la medida, personas que llegaron del exterior se quejaban que en el Aeropuerto eran puestos en una misma habitación personas que llegaban de países con casos de coronavirus como viajeros de naciones sin contagio. Esa fue  una de las razones por las que personas que ingresaban por fronteras terrestres se negaban a ir con las autoridades. En Jiquilisco, por ejemplo, denunciaron que habían cientos de personas en un mismo espacio. El Gobierno aceptó que en el lugar no habían condiciones adecuadas y cerró el centro, varios días después.

Alabi reiteró este martes que los cinco contagios son "casos importados" que llegaron a El Salvador procedentes de países donde hay "circulación activa" del COVID-19. "No tenemos un caso autóctono que haya sucedido dentro del país, esto no quiere decir que no suceda. Hay muchas personas que ingresaron por puntos no autorizados. Hoy por hoy el país solo confirma cinco casos y nosotros estamos en la búsqueda activa", mencionó.

"Hay uno de los pacientes... en ciertos casos, inmediatamente se identificaron síntomas y se procede a hacer aislamiento a la brevedad de presentarse al país y hay otros casos en los cuales no se desarrollaron síntomas; pero por ciertas características, como la edad, se ha decidido trasladarse a un centro de aislamiento y dentro del centro de aislamiento, posterior a su llegada al país, presenta sintomatología", dijo, sobre la forma en que identificaron a los cuatro casos más recientes.

Explicó que la búsqueda se realiza haciendo pruebas "centinelas" en las unidades de salud y hospitales a personas que tienen un padecimiento de las vías respiratorias. Por ejemplo, todas las personas mayores de cincuenta años que tienen neumonía son sometidos a la prueba.

Además, dijo que están realizando pruebas a todas las personas que están en los centros de contención de coronavirus, que hasta la semana pasada se contabilizaban cerca de 1,500. Explicó que a ellos se les está administrando aún sin no presentan síntomas y que si dan negativo igual deben permanecer en 30 días de aislamiento. Si en el pasar de los días presentan síntomas se les vuelve a hacer otra prueba, si no, no.

Dijo que hay tres escenarios posibles que contemplan. "Un paciente a las tres semanas pueden presentar complicación, es uno de los escenarios. El otro es que cerca del 90 % comienza a presentar sintomatología entre el día cinco y siete y un tercer escenario importante es mencionar que vamos en una línea de tiempo en la cual se van evaluando días anteriores... se tuvo ingreso de ciudadanos que vienen de países de riesgo antes de la cuarentena, a medida que el tiempo va avanzando podemos identificar personas son sintomatología", dijo.

En total, el Gobierno salvadoreño ha recibido de parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) 9,400 pruebas de COVID-19, de las cuales las primeras 400 fueron entregadas el 16 de febrero, luego otras 2,000 y, la semana pasada, 7,000. El costo de cada una ronda los $300.

Alabi no cree que en El Salvador se vaya a tener "un pico" de contagios pero "sí se van a identificar casos en la progresión que está buscando el país", que es "una curva aplanada". "No hay que afligirse que ahora la curva continúe similar a lo esperado, pero esperamos que en su momento comience a aplanarse, eso puede llegar a ser en unas dos semanas y esperamos que todas las medidas que se han puesto la gente las tome con seriedad", expuso.

Desde el sábado 21 El Salvador se encuentra bajo cuarentena domiciliar y solamente pueden circular personas cuyos trabajos siguen activos por estar relacionados a la cadena de abastecimiento o de salud, así como por buscar provisiones".

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines