Lo más visto

Más de Farándula

Jardín de Huesos sigue cultivando

Una de las agrupaciones nacionales más emblemáticas de los años noventa, está de vuelta y lo hace con dos de sus mayores éxitos, sin duda "Jardín de Huesos" florece de nuevo.

Enlace copiado
Jardín de Huesos presenta

Jardín de Huesos presenta "Come back" y "Shine On"

Enlace copiado

Hablar de Jardín de Huesos es volver a recordar. La agrupación brilló en los años noventa con sus propuestas musicales en el género del Rock n Roll. Son una de las bandas salvadoreñas educadas en la vieja escuela, una formación que los hace distinguirse a donde quiera que vayan y ahora están de vuelta a las andadas después de varios años fuera de la escena musical.

Un tan esperado regreso tenía que ser a lo grande y así ha sido, pese a la pandemia por el covid-19 ellos apelaron a las memorias y a la nostalgia, dos ingredientes con los que automáticamente han vuelto a conectar con el público.

Con dos Producciones originales en los 90s, "Sin excusas ni disculpas" de 1998 y "Ayer ya no es hoy" de 1996, Jardín De Huesos se convirtieron en el lado B del rock en El Salvador en ese momento, con un sonido alternativo e inspirado a sus influencias de bandas en inglés como The Beatles, Led Zeppelin, Blind Melon, The Black Crowes, The Rolling Stones Bread, RHCHP, Aerosmith, entre otras, se detalló en un comunicado oficial de la banda.

Desde su debut no tuvieron un origen comercial. Siempre presentaban un concepto diferente a lo que popularmente proponían las agrupaciones en auge de la época. Por ejemplo, sus canciones eran más largas que las que las radios permitían, sin embargo eso no fue impedimento para que se dieran a conocieran éxitos como "Sed", "Subconsciente" y "Fíjate", esta última formo parte de un disco compilado de música centroamericana en 1997, llamado "Híbrido a presión" donde compartían con bandas representativas de la época como "Bohemia Suburbana", "Radio Viejo", "Adrenalina", "Extinción", "Broncco", "Ranferí Aguilar", entre otros.

Con su disco "Sin Excusas ni disculpas" de 1998 Jardín de huesos le guiñó un ojo al rock and Roll y rock alternativo con un sonido muy sobrio y armonioso, mezclando sonidos de los clásicos del rock and roll con tintes de grunge y alternativo. Esto sumado a contar con una de las mejores voces de la época, Carlos Chinchilla. "Juntos hacían envolver tus sentidos en una esencia muy diferente a la que estaba en auge la generación de música nacional en ese momento, mientras la mayoría de bandas su música era un grito de batalla, una Revolución o una sátira, Jardín de Huesos le apostaba más a escribir sobre el día a día, el amor y desamor, la naturaleza, lo onírico e interiorización del ser humano", se explicó en el mismo informativo sobre el conjunto.

Un regreso esperado

Después de una espera que parecía iba a ser larga, Jardin de huesos sorprende un 12 de diciembre de 2017 pisando nuevamente el escenario. Ese año los "Boneyard" (como cariñosamente también son conocidos) después de casi dos década de silencio Jardín de Huesos volvió con más fuerza y está vez junto a sus amigos de Nativa Geranio que también se reunían para este show especial juntos a Adrenalina quienes venían de lanzar un nuevo disco y retomar su actividad musical con mayor fuerza, tres de los iconos de los 90s reunidos para deleitar con un show sin precedentes.

"El regreso de la banda comienza cuando nuestros amigos de Adrenalina y Nativa Geranio nos invitan a hacer un concierto las 3 bandas juntas. La experiencia fue inolvidable, de esas noches mágicas para recordar. Pero no fue sino hasta el confinamiento que todo vuelve a surgir", explicaron los músicos.

Sobre los motivos que los llevaron a separarse en aquel año 2,000 Carlos Avilés comentó que "la banda dejo de estar activa cuando todos los integrantes por motivos de estudio o trabajo se fueron al extranjero".

Pero la energía y esencia de sus músicos sigue intacta pese a las diferentes pruebas que han ido afrontando. "De los 5 integrantes actualmente 3 vivimos en El Salvador pero las facilidades tecnológicas nos han permitido estar todos estos años en contacto y e incluso poder estar compartiendo material musical", agregó Avilés.

Demostrando que florecen más que nunca, desde aquel reencuentro y en estos tiempos de cuarentena muestran que la unión hace la fuerza y presentan su #LockdownSessions2020 con creaciones como "Come back" y "Shine On", ambos ya disponibles en el canal oficial de YouTube de la banda. Se han mantenido activos en sus procesos creativos y han logrado grandes resultados con sus Home Sessions.

"Ha sido todo un proceso, nos ha tocado aprender a grabar y mezclar nosotros en casa, los dos temas lanzados son interpretados en esta ocasión en inglés y nos hemos tomado como objetivo escribir canciones con un mensaje positivo con el fin de transmitir algo bueno al público en esta situación tan complicada de la pandemia", afirma Carlos Chinchilla vocalista de la banda.

Vale la pena destacar que Jardín de Huesos es de las pocas bandas que a pesar del paso del tiempo conserva su alineación original con Diego Muyshondt en la batería, Carlos Chinchilla en la voz principal, Luis Salazar en la guitarra rítmica, Carlos Avilés "Piopi" en el bajo y Juan Carlos Cordón "El pandi" en la guitarra líder. Algunos de sus músicos están radicados en Estados Unidos, Alemania y por supuesto El Salvador, pero la distancia para ellos no es una excusa.

Tags:

  • Jardín de Huesos
  • Come back
  • Shine On
  • Música
  • Cantante
  • Banda
  • Grupo
  • Boneyard

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines