Lo más visto

Más de Opinión

A los oídos del presidente millenial...

Enlace copiado
José Afane

José Afane

Enlace copiado

Ganaste la silla presidencial arrasando en todo El Salvador. Echaste raíces en nuestra política, bajo nuestras propias narices. De repente, todo el mundo señala tu error. Pero no entienden que es parte de tu plan maquiavélico: Echarte a la bolsa a la Fuerza Armada, y a la PNC, junto con Juan Pueblo, sin importar caerle mal a muchos de tus votantes.

Sabías que el famoso préstamo lo aprobarían el lunes siguiente, pero, tu negocio y plan no era tanto la aprobación, sino el show, de domingo en la asamblea. Parte del show era encachimbar a los diputados, quitándoles a los PPI, e intimidándolos en sus casas, para que no llegaran.

Te valió madre la opinión internacional; lo que te interesa es tener a la Fuerza Armada, a la PNC, y a Juan Pueblo aplaudiendo tu circo de disrupción social (al estilo de George Soros). Lo lograste; hoy tienes al ejército contigo, mañana mucha plata para sus bolsillos. Lo mismo hizo Chávez.

Te cayeron lluvia de memes; perdiste la simpatía de los que no votaron por GANA y del mundo entero, al replicar las maniobras de Chávez, Ortega, Correa y Morales. Te limpiaste el trasero con la institucionalidad de El Salvador, pero eso no es tu fin, y veo que la mayoría no lo ha captado.

Con puestas en escena como esta, retrocedemos en nuestro desarrollo. Bájale rayitas a tu estilo autoritario; a tu sed por el poder; a tu irrespeto por nuestra democracia. No politices a la Fuerza Armada, ya está bastante desprestigiada después de Munguía Payés. Mejor ocúpala para recuperar territorios de las maras.

Cuidado con los que te rodean; los que te dicen SÍ a todo; no son los más brillantes. Mejor codéate con gente que te diga la verdad y no te hagan meter las 4 patas, como lo hiciste en la Asamblea. ¿Verdad que ninguno de tus fans te advirtió tu desgaste político?

No adoptes posturas forzadas; como ponerte a hablar con Dios. Tenés que dejar de practicar, en público, tu relación espiritual. No combina con la política.

No te enfadés con los demás públicamente. Encachimbados hacemos el ridículo exponencialmente. Mantén tu cordura haciendo lo correcto. El pueblo no es tonto y sabe, no necesitas calentar cabezas. Peor aún, si llamas a la insurrección. Sublevación de un colectivo contra la autoridad no es de esta época, tampoco de un millenial. Esos relajos tienen que quedar en el siglo pasado.

Como te he escrito anteriormente, enfócate en mejorar la dignidad de los salvadoreños; su salud, el transporte público, la educación, medio ambiente, y por supuesto la seguridad, siempre y cuando no apeste a maniobras chucas como Osiris.

Al día siguiente; te levantaste y al poner los pies en el suelo ya no había alfombra, pusiste tus pies en la cerámica helada. Después del ridículo del domingo, por aparecer rodeado de militares. El mundo entero te observó, y perdiste la confianza que te tuvieron los gringos y la comunidad europea. Todos dijeron "humm, esto huele mal".

Tuviste la oportunidad de dejar historia como un buen presidente. La podés recuperar si recapacitás, te desligás de tanta rata, y te rodeas de buenos y honestos asesores.

Tags:

  • préstamo
  • Fuerza Armada
  • PNC
  • posturas
  • salvadoreños

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines