Lo más visto

Más de Opinión

Estamos a las puertas de un futuro que sin duda traerá muchas cosas verdaderamente nuevas, como nunca antes

Esta pandemia... también ha puesto en más evidencia que nunca elementos muy nocivos y desestabilizadores como la improvisación, el irrespeto, la incapacidad y el desorden.

Enlace copiado
La Prensa Gráfica

La Prensa Gráfica

Enlace copiado

La crisis pandémica, que entró de pronto como un tropel que desataba por doquier infinidad de tropelías y trastornos, lo más probable es que en un tiempo que por ahora resulta muy difícil calcular aunque puede estar no muy lejano vaya cediendo sus efectos sobre todo en el plano sanitario, en especial cuando surjan las vacunas que impidan los contagios; pero en campos como el económico y el social las consecuencias de seguro serán de muy largo alcance, y traerán aparejado el imperativo ineludible de establecer nuevos esquemas de vida, porque los actuales ya dieron de sí prácticamente en todos los órdenes. Esto ya se está manifestando cada vez más en las opiniones y en los análisis de los expertos en distintas áreas del acontecer real, y también es una sensación que se va difundiendo de manera imparable y expansiva entre la población de todas partes.

Pero como la experiencia enseña en todos los tiempos y lugares, ni todo lo viejo es negativo ni todo lo nuevo es positivo, y en consecuencia lo que hay que hacer siempre para que la evolución se vaya produciendo conforme a los parámetros y los protocolos más adecuados es analizar en cada momento lo que se tiene y lo que se aspira a tener para que el progreso pueda ir siendo real y efectivo. Esta pandemia ha desnudado factores muy valiosos como la solidaridad social, personal e institucional y también ha puesto en más evidencia que nunca elementos muy nocivos y desestabilizadores como la improvisación, el irrespeto, la incapacidad y el desorden, que continúan haciendo de las suyas.

Nos encontramos hoy ante un desafío histórico que tiene grandes implicaciones en todo lo que pasa en el país, tanto en la actualidad como en lo que viene. La lógica básica exige, entonces, que nos preparemos orgánicamente para hacer lo que sea pertinente para pasar de los estancamientos a las dinámicas en el mejor sentido de este último término. Lo que se nos impone ahora como tarea nacional sin excepciones es abrirnos a la creatividad realista, dejando de lado toda forma de rutina mecánica, que es en lo que hemos estado perversamente clavados.

Aunque las condiciones imperantes sean tan adversas en tantos sentidos, en ningún momento hay que dejarse superar por las malas vibras del momento, que sobre todo se manifiestan en los planos de la interacción política; y por el contrario, lo que debe prevalecer es la convicción de que los salvadoreños somos capaces de salir adelante, con todos los aportes nacionales e internacionales que sean necesarios y factibles. Y a partir de ahí habría que habilitar el más amplio operativo de medidas sucesivas en pro de una recuperación que lleve dentro de sí las semillas y los fertilizantes de una nueva realidad.

En verdad lo que hoy está sobre la mesa es una prueba, y no de fuerzas sino de capacidades y de habilidades de la más variada índole. Y dadas las condiciones imperantes, es algo a lo que nadie puede escapar, cualesquiera fueren los subterfugios y las evasivas que se pretenda hacer valer, como malsanamente se ha hecho tantas veces entre nosotros. Esta es una nueva hora de la verdad, y con una dimensión y una trascendencia que no tienen precedentes de la misma naturaleza en todas las experiencias anteriores.

Hay que alinearse entonces desde ya hacia el logro de este objetivo superior, que es la salvaguarda de los valores esenciales, entre los cuales la salud y la vida siempre estarán en primer plano, sin descuidar desde luego la normalidad y el progreso.

Y por la índole específica de la situación que corre, se hace indispensable generar protocolos de avance y proyectos de ejecución que respondan a los imperativos vigentes y subsiguientes.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines