Lo más visto

Más de Opinión

Salú CIFCO

Un minuto de silencio en honor de las experiencias vividas en CIFCO.

Enlace copiado
Carlos Alfaro Rivas

Carlos Alfaro Rivas

Enlace copiado

Había una vez en la que, cada 2 noviembres, se celebraba en San Salvador una feria internacional muy esperada por sus novedades. Novedades industriales, expuestas en los pabellones de países amigos. Novedades gastronómicas –desde la salchicha alemana, hasta las delicias del restaurante Coche Rojo del español Carlos Garín. Novedades de guilindujes y productos importados, anillo al dedo para la época navideña que se asomaba. El viejo aprovechaba para aperar su bar; la vieja para conseguir las especies, latas y regalitos para celebrar. Los cipotes aprovechábamos para alucinar con la belleza femenina, muy bien representada por las edecanes alemanas. Ich liebe Dich.

Poco a poco el recinto ferial se fue convirtiendo, más allá de su propósito comercial, en el pulmón de entretenimiento de una capital en pleno crecimiento. Lógica evolución, en los tiempos que aprendíamos a vivir sin conflicto bélico.

Pero, fiel a su misión, siempre se celebraban ferias y convenciones, como la Construexpo y la Autoexpo, gracias a las cuales, salvaban el año ambas industrias. Amante del aroma a caca de vaca, yo feliz en la Agroexpo.

Pero oigamos lo que los salvadoreños vamos a extrañar de CIFCO: "chotear y comer elote loco en Consuma"; "echarme las Pilsener en el Oktoberfest"; "¡bailar y cantar en el Anfiteatro!" ¿Y usted, cipote? "Yo voy a extrañar comer algodón y ver al león de los hermanos Fuentes Gasca".

Salú CIFCO. Lo que no vamos a extrañar es al Tamal Supremo Electoral, dizque contando votos en tus pabellones. Qué papelón el mal de mayo de los magistrados, durante el reñido conteo presidencial entre el Profe y el Tacuazín (por 6,000 votos ganó el profe). "Eso fue en 2014, ahora les diera coronavirus"; macabra la lorita Pepita.

De pulmón de entretenimiento CIFCO, muy lentamente, se convierte en Hospital El Salvador, cuya misión es salvarles los pulmones a los salvadoreños. Noble misión, desenfocada visión, contaminada por tanto trapo chuco, comenzando por el más evidente: trampolín al poder absoluto. ¿Vieron la puesta en escena del primer paciente?

A mí el trapo chuco que me da asco es el de la falta de transparencia. Prohibida la entrada a la prensa, camas prestadas al ISSS, $25 millones invertidos solo en el Pabellón Centroamericano. ¡Pero si ya estaba el julón!

También me da cólera la falta de creatividad al bautizar el hospital. Los que amamos la tierra en la que hemos nacido exigimos que le cambien el nombre.

Los salvadoreños somos especialistas en ponerle apodo a gente, animales y monumentos: Viejo Lin me dice la cherada. "Lorita puta me dicen a cada rato" (te lo mereces, Pepita). Que la Michi, la Chulona, el Jaguar Yu, el Hermano Mojado...

¿"Cómo le pondría al Hospital El Salvador"?, les pregunté en las redes sociales. Uno de tantos hipnotizados responde "Nayib Bukele"; una que otra golondrina, sueña con "El Excelentísimo"; un sentimental, El CIFCO. Menos mal, la mayoría de los salvadoreños somos más ocurrentes: "El Mano Peluda"; "Hospital Esperanza"; "Doctor Emilio Álvarez" (padre de la cirugía salvadoreña); "Elefante Blanco"; "El Hoyo".

Como el MOP tiene orden de destruir a "la Michi" de la Reconciliación, sugiero y deseo, que el hospital de los 100 melones sea bautizado HOSPITAL RECONCILIACIÓN y que, al inaugurarlo en su totalidad, dejemos de odiarnos tanto entre hermanos. ¿Será posible?

Para no terminar en nota triste, recuerden que, además del Hospital Reconciliación, "el más grande y moderno de Latinoamérica", tendremos el Aeropuerto de Oriente, más grande que el San Óscar Arnulfo Romero y Galdámez; "cámbiele nombre también" sugiere la lora.

Hay más: También tendremos tren de alta velocidad a oriente; un nuevo estadio, más grande que él de los ticos, y un nuevo Centro Internacional de Ferias y Convenciones, el más cool de Latinoamérica. A ver cómo les ponemos.

Tags:

  • CIFCO
  • experiencias
  • entretenimiento
  • Hospital El Salvador

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines