Lo más visto

Segunda prioridad: fortalecer el alma de la comunidad educativa (2)

La atención psicológica es una tarea pendiente en el sistema educativo.

Enlace copiado
Ricardo Bracamonte

Ricardo Bracamonte

Enlace copiado

En el artículo anterior, hice mención de la necesidad urgente de llevar a cabo una estrategia efectiva para higienizar a profundidad todos los rincones de la escuela antes de que los estudiantes lleguen. Ahora, como otra prioridad, está la necesidad de trabajar la salud mental de toda la comunidad educativa, tanto en los tiempos de cuarentena como al regresar a los centros escolares.

En este sentido, y antes de hablar de diseñar un plan para fortalecer la salud mental de cada centro escolar, se vienen dos acciones inmediatas, impostergables para los maestros y directores: en primer lugar, enviar, a través de cualquier medio, un profundo agradecimiento a los padres de familia por haberse convertido, de la noche a la mañana, en los maestros de sus hijos y, en no pocos casos, haberse transformado en verdaderos traductores de las no menos densas guías enviadas por internet.

La segunda gran tarea, también de carácter inmediato, consiste en –iba a decir gritar a todo pulmón, pero me limito a sugerir que se haga de forma más tranquila– expresar a los estudiantes lo mucho que los extrañan, lo mucho que los quieren. Si desean, agregan un par de preguntas: ¿Cómo están? ¿Cómo se sienten en esta situación de encierro repentino a raíz de la emergencia mundial por la pandemia del covid-19? Acciones sencillas, pero que cobran especial relevancia en esta situación de encierro.

El exministro de Educación Rolando Marín, que vivió la experiencia de los terremotos de 2001, sugiere, durante la cuarentena y cuando se regrese a las escuelas, actuar sin el estrés de querer cumplir rígidamente y a como dé lugar el programa académico. Las escuelas estuvieron cerradas cuatro meses. Al llegar al municipio de San Agustín con la idea de hacer el levantamiento de los daños en la infraestructura, le impactó profundamente la reacción de los presentes cuando los niños recibieron los juguetes y regalitos sencillos que, como algo adicional, llevaban para la visita. Aún recuerda las emocionadas palabras de un padre de familia: "Estos cipotes tenían varios días de no sonreír".

El psicólogo y también conocedor de la escuela pública Darío Salmerón pone énfasis en la necesidad de ser profundamente empáticos. Tener presente que el estudiante está en un encierro, que busca un ambiente de libertad en donde poder expresarse; por eso, sugiere que cuando se regrese a clases, maestros, padres de familia, directores y estudiantes deben organizar la mejor fiesta de reencuentro que jamás hayan tenido.

Salmerón recomienda iniciar de inmediato, en cada centro escolar, la planificación de una estrategia de manejo de las emociones para toda la comunidad educativa; un eje transversal que esté presente en cada asignatura, en cada recreo, en cada espacio de la institución.

La atención psicológica es una tarea pendiente en el sistema educativo.

Hoy, más que nunca, tenemos la gran oportunidad de comenzar de manera gradual un proceso para hacer realidad lo que siempre hemos escrito en el papel: ofrecer una educación integral del estudiante.

Así como vemos la necesidad de higienizar físicamente las escuelas, también es fundamental fortalecer el alma de cada uno de los miembros de la comunidad educativa de cada centro escolar del país.

Tags:

  • prioridad
  • atención psicológica
  • estudiantes
  • Rolando Marín
  • Darío Salmerón

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines